QUE ES EL APEGO SEGURO Y COMO FOMENTARLO

admin
Comentarios desactivados

Que es el apego seguro y como fomentarlo. Por Vivat, Psicólogos en Oviedo

¿Qué es el apego seguro?

Vamos a hablarte sobre que es el apego seguro y como fomentarlo. Sabemos que la relación afectiva entre los padres y el niño es fundamental para que este se desarrolle y crezca de manera sana. La teoría del apego cada vez gana más seguidores en nuestros días, aunque anteriormente esta idea no estaba tan clara. La teoría del apego afirma, básicamente que la relación entre una madre y su hijo o la figura de un cuidador en las primeras etapas de su vida es vital para que el niño alcance un desarrollo óptimo. Tanto a nivel físico como psicológico y social, en función de como nos vinculemos con nuestros padres o cuidadores vamos a poder establecer mejores relaciones personales en la vida adulta.

 

Tipos de apego

Fue el psicoanalista infantil John Bowlby el primero en formular una teoría sobre el apego, concluyendo que, tanto la capacidad de resiliencia de los menores, como su desarrollo emocional posterior, estaba directamente ligado al tipo de vínculo que los niños establecían con sus progenitores en los primeros años.

Según Bowlby existen 4 tipos de apego:

 

Apego seguro

Es el más sano de todos y se da cuando el niño tiene la certeza de que sus progenitores no van a fallarle. Este apego se da cuando el cuidador se preocupa por establecer una comunicación con el menor y le proporciona seguridad. En el apego seguro, el niño es capaz de separarse de sus padres sin demasiado problema. No obstante buscará su protección y consuelo si siente miedo y se mostrará muy contento al volver a verles tras haberle dejado en el colegio o al cuidado de otros. Estos niños se sienten validados emocionalmente y seguros para relacionarse con lo que les rodea.

Apego ansioso o ambivalente

El niño no confía en sus cuidadores y crece con sensación de inseguridad debido a la inconsistencia en sus cuidados. Tienden a presentar gran angustia ante las separaciones, así como también suelen tener dificultades para calmarse cuando sus cuidadores regresan. Los menores necesitan la aprobación de los cuidadores y vigilan de manera permanente que no les abandonen. Esta actitud provoca relaciones de dependencia y aunque no es el más recomendable, es uno de los más habituales en la educación de los niños.

Apego evitativo

Este tipo de apego aparece cuando los cuidadores no proporcionan la suficiente seguridad para el menor, haciendo que este, desarrolle una autosuficiencia compulsiva y un distanciamiento emocional de los mismos. A estos niños se les presta poca o nula atención y crecen sumidos en la duda de si se les quiere o no. Presentan grandes cuotas de estrés y crecen teniendo problemas para mostrar las emociones, así evitar las relaciones de mayor intimidad.

Apego desorganizado

Es una mezcla entre el apego ansioso y el evitativo. El niño presenta comportamientos inadecuados y contradictorios. Se muestran inseguros y con tendencia a tener reacciones impulsivas y con mala gestión de sus emociones. Esto es debido a la conducta insegura y negligente de los padres.

Como fomentar un apego seguro

Las acciones encaminadas a fomentar un apego seguro deben presentarse desde el nacimiento. Los primeros años de vida resultan decisivos para el desarrollo de un tipo de apego u otro.

 

Ofrecer consuelo y cariño siempre 

Las necesidades de afecto que muestra un bebé son tan importantes como sus necesidades físicas. Atenderle y ofrecerle consuelo para que se sienta respaldado por su cuidador es un pilar básico para fomentar un apego seguro.

Validar sus emociones, aceptar y respetar sus sentimientos

Algunas veces los adultos restamos importancia a los problemas de los niños pequeños. Es esencial atender a las mismas, darles la misma importancia que le daríamos si se tratase de un adulto y crear un espacio donde él se sienta libre y seguro para expresar sus sentimientos.

Ayudar a regular sus emociones

Es bueno enseñarles a gestionar las emociones dándoles trucos para relajarse y controlar el enfado. Los bebés y niños pequeños no son capaces de calmarse solos y necesitan la ayuda de los adultos para ello. Explicarles todo aquello que no entiendan ya que la información les da seguridad y la seguridad fomenta en apego seguro.

Estimular su autonomía

No olvidemos que el apego seguro permite al niño explorar por sí solo sabiendo que a la vuelta tendrá su base segura, el cuidador principal. Es importante dejar que aprendan por sí mismos, que investiguen, experimenten y se equivoquen.

 

Comienza un nuevo curso y todos los padres queremos ser los mejores para nuestros hijos y ayudarles a superar, aprender y crecer en todas las etapas. Es importante acompañarles emocionalmente en todas ellas desde os primeros años de vida. Esto les hará tener una vida adulta de calidad y crecer sanos y felices.

Los psicólogos de Vivat estamos aquí para guiarte en este camino junto a tus hijos. Contacta con nosotros en el 647 616 404 o a través de nuestra página web.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Related Posts