LOS BENEFICIOS PSICOLÓGICOS DE HABLAR DE TEMAS PROFUNDOS CON EXTRAÑOS

admin
Comentarios desactivados

 Los beneficios de hablar con extraños. Por Vivat, Psicólogos en Oviedo

 

Los beneficios psicológicos de hablar de temas profundos con extraños.

¿Cuándo es la última vez que has entrado en temas personales con alguien a quien no conoces demasiado? Quizás nuestra salud mental mejoraría si no tuviéramos tantas reservas.

Normalmente, cuando buscamos una conexión profunda y honesta, la buscamos en nuestros lazos más cercanos. La familia y los amigos, a pesar de cualquier problema que pueda surgir, siempre están ahí para escuchar y echar una mano en los momentos difíciles. En estos casos, por regla general, no solemos acudir a gente que no conocemos.

En la pandemia, buena parte de las personas acabó refugiándose en su círculo más íntimo. De ahí quizás el interés que la ciencia ha tenido en los últimos meses por los estudios en el campo de la sociología y la psicología de los efectos positivos de hablar frecuentemente con extraños. Una aportación nada desdeñable a nuestro estado de ánimo y bienestar.

Un nuevo estudio publicado en el ‘Journal of Personality and Social Psychology: Attitudes and Social Cognition‘ da fe de que, a pesar de que nos sintamos cohibidos al tener contacto con desconocidos, estas situaciones nos gustan. Y, en el fondo, hablar con extraños nos satisface mucho más de lo que pudiera pensarse. Incluso cuando se trata de conversaciones intrascendentes o de circunstancias. Como las que pueden tenerse en un ascensor. A pesar del hecho de que se aborden temas tan insustanciales el tiempo o un evento deportivo. Incluso estas charlas producen beneficios por causas más profundas.

Los extraños pueden causar inhibición emocional o bien ser percibidos como personas sin riesgo de prejuzgar por no conocernos, precisamente. De esta forma, si no conocemos a la persona que tenemos enfrente, podemos permitirnos mostrar un lado de nuestra personalidad que los demás ya conocen. O incluso podemos sentirnos más cómodos hablando de ciertos temas.

Beneficios psicológicos

Expectativas vs realidad

El estudio citado se llevó a cabo con más de 1800 entrevistas a las que se les preguntó sobre sus expectativas de disfrutar de una conversación con un extraño, luego se probó y respondieron una serie de preguntas sobre lo que pensaban al final de la conversación. Así, el equipo de científicos analizó los resultados basados en las expectativas comparándolos con cómo había sido su experiencia.

Las preguntas escogidas fueron realmente comprometidas o, al menos, más profundas de lo que esperaban los sujetos en un primer momento. Por ejemplo: “¿Puedes describir un momento en el que lloraste frente a otra persona?” En este caso, ¿qué hubieras respondido? El malestar no estaba tan presente entre los participantes, al contrario, se sentían mucho más conectados a sus interlocutores de lo que pensaron, a pesar de que las cuestiones tenían un aspecto emocional e íntimo considerable.

Los investigadores también compararon los resultados con otros en los que se preguntó a algunos sujetos lo contrario: las expectativas que tendrían al hablar de temas profundos con familiares y amigos versus la realidad. Claramente los participantes asumieron que la conversación transcurriría mejor con estos que con extraños. Pero en cuanto a si fueron verdaderamente satisfactorias ambos tipos de charlas… hubo una gran variedad de resultados.

conversaciones con extraños

Barreras psicológicas

“Nuestros experimentos tratan de probar si subestimamos de manera sistemática el cuidado y la preocupación de los demás por nosotros en el contexto de conversaciones profundas”, explican los autores del estudio. A este respecto, se cuestionan si realmente malinterpretamos o desmerecemos este tipo de diálogos con desconocidos, si hablar de temas emocionales complejos con estos ayuda a construir relaciones más fuertes o si priman más las barreras psicológicas que nos ponemos a la hora de abrirnos a alguien a quien no conocemos tanto.

Una de las conclusiones es que, de hecho, las expectativas mal calibradas de una persona con respecto al nivel de sociabilidad de los demás pueden actuar como una barrera psicológica para tener más conversaciones con los demás. Es decir, tememos que el desconocido no nos corresponda como es debido cuando le contamos algo comprometido, pero no porque creamos que no le interesa, sino porque no estamos seguros de si su capacidad de comprensión o de socialización es verdaderamente tan alta como la nuestra.

“El bienestar general de las personas está profundamente relacionado con la calidad de sus relaciones sociales”, admiten desde ‘Science Alert‘. “No parece sorprendente entonces que tengamos fuertes deseos de establecer y mantener relaciones sólidas“. De estas investigaciones puede extraerse un corolario interesante : a todos les gustaría tener conversaciones más profundas con los demás de lo que normalmente tienen.

Los datos sugieren que subestimar la naturaleza social de los demás, asumiendo que serán indiferentes de lo que luego son en realidad, podría explicar por qué las conversaciones en la vida diaria son más superficiales de lo que a la gente le gustaría”, concluyen los autores del estudio, vinculado a la alta incidencia de trastornos mentales como ansiedad y depresión que pueden ser causadas por sentimientos de soledad, no solo física, sino también existencial, en las personas del presente.

Para elegir un psicólogo en Oviedo puedes fiarte de tu instinto, si has llegado hasta aquí. Prueba a establecer contacto aquí. O a llamarnos al 647 616 404lo que prefieras.

Related Posts

¿PSICOLOGÍA Y REALIDAD VIRTUAL?
NATURALMENTE BIEN
HIPOCONDRÍA ¿CÓMO SUPERARLA?