ADICTOS AL MÓVIL: ¿DESDE CUÁNDO?

Psicólogos en Oviedo.

Llevamos tiempo oyendo hablar de esta nueva adicción, pero a muchos les parece poco más que exageraciones sensacionalistas o comportamientos propios siempre de otras personas. Algo en lo que nunca incurriríamos, pues hay que estar muy mal para pasarse el día – y la noche, en algunos casos -, pendiente de nuestro smartphone de manera obsesiva. O eso piensan algunos.

Sin embargo, como psicólogos en Oviedo, con experiencia en tratamiento de trastornos de ansiedad como el conocido trastorno obsesivo-compulsivo (TOC) así como de múltiples adicciones, en Vivat, no hemos dejado de constatar el incremento del nivel de dependencia respecto a los móviles que se manifiesta en los hábitos de conducta de muchos de nuestros pacientes. Especialmente en los jóvenes.

Según un reciente estudio hecho público por la Universidad Rey Juan Carlos cerca del 60 % de los menores de edad presentaría indicios de uso desmedido o problemático del teléfono móvil, que podría catalogarse como patológico en el 7,9 % de los casos, alcanzando la consideración de dependencia. El poder atractivo de contar con toda la información de Internet en tu bolsillo, de jugar casi a cualquier juego en cualquier momento, de comunicarse en el acto con quién queramos con aplicaciones de mensajería instantánea, o de echar un vistazo al estado de nuestras redes sociales, es díficl de resistir, y lo que es peor, de controlar. Y esa falta de control, si dejamos que se agudice es la que puede llevarnos a un trastorno psicológico con repercusiones graves en nuestra vida diaria.

Como psicólogos, no podemos dejar de llamar la atención sobre este fenómeno. Y es que no se trata ya de casos más o menos pintorescos de dependencias, dignos de ocupar un lugar marginal en la crónica de sucesos de un periódico o en los minutos finales de un telediario. Se trata de verdaderas adicciones cada vez más extendidas entre los jóvenes.

Y esto es así hasta el punto que el Plan Nacional sobre Drogas, recientemente ha pasado a considerarlas de su competencia, a los efectos de su estudio y eventual elaboración de planes paliativos en su definicióna de la Estrategia Nacional de Adicciones.

Desde Vivat psicólogos en Oviedo, invitamos a analizar el propio comportamiento para saber si rebasamos la barrera de un uso razonable del móvil. ¿Cuántas horas al día podemos pasar ante él? ¿Seríamos capaces de pasar un fin de semana entero sin móvil? ¿qué ocurriría si lo perdiéramos? De la respuesta a estas y otras preguntas puede surgir una reflexión que nos lleve a plantearnos a qué distancia estaríamos de ser considerados verdaderos adictos.