TERAPIA DE PAREJA: ¿SABES CÓMO ESTIMULAR BIEN A UNA MUJER?

Terapia de Pareja y Sexología por Vivat Psicólogos Oviedo

La terapia de pareja es un área de la psicología muy agradecida, en el sentido de que pocas veces los profesionales podemos contribuir mejor al bienestar e incluso a la felicidad de nuestros pacientes que en esta clase de tratamientos o terapias. Sin embargo, además de otros problemas afectivos y de pareja, no dejamos de ver en nuestra consulta, como un adecuado replanteamiento de las relaciones sexuales pueden contribuir a aliviar o superar situaciones de estancamiento o enfrentamiento crónico, más allá de la necesidad de tratar adecuadamente los conflictos subyacentes u otros problemas emocionales con incidencia en las relaciones de pareja. De cualquier modo, desde nuestra experiencia en terapias de pareja en Oviedo así como en nuestra práctica como Sexologos en Asturias tras varios años de ejercicio, constatamos que son muchas las parejas, o incluso las mujeres solas, que plantean en consulta un problema recurrente en sus relaciones sexuales: la insatisfacción o la incapacidad de alcanzar un orgasmo pleno. Es un clásico en la literatura científica sobre sexología apelar a la conveniencia de una correcta estimulación clitroridiana para alcanzar un nivel de satisfacción adecuado en las relaciones sexuales. Conveniente sí, pero quizás – o no siempre – suficiente.

Existen corrientes, como los partidarios de la práctica del sexto tántrico, que ponen gran énfasis en la capacidad de concentración y atención plenas y califican al orgasmo como una auténtica meta o estado de iluminación, en una visión un tanto esotérica o trascendente de las relaciones sexuales que hunde sus raíces en el hinduismo más primitivo. En la psicología moderna, no se desconoce esa vinculación mente-cuerpo, a la hora de abordar un tema como el de la plena satisfacción en las relaciones sexuales.

Al hilo de esta consideración existe una organización en Londres, que va aún más allá y se proclama defensora de la OM (Orgasmic Meditation) y promotora del placer sexual como un bien no sólo personal o de pareja sino como un beneficio colectivo para la humanidad. En su academia londinense bajo el sugestivo nombre de One Taste, enseñan – o dicen enseñar – a sacar el máximo partido al orgasmo femenino y, a la par, mejorar muchos otros aspectos psicológicos de la vida de las mujeres que acuden a ellos. Se trata, en esencia, de un método de estimulación clitoriana practicado en grupo durante 15 minutos entre desconocidos de sexos opuestos. Muy revolucionario, sin duda, pero cualquier experto en sexología, debería advertir que más allá de la estimulación del clítoris existen otros modos o resortes que pueden contribuir a alcanzar o mejorar el clímax.

Así, como sexólogos en Asturias con una larga experiencia en clínica, podríamos citar  muchos estudios que han probado que más allá de la alta incidencia en la química cerebral de las mujeres durante un orgasmo, es prácticamente todo el cuerpo el que interviene, condiciona o se ve afectado por su consecución y que es posible alcanzarlo por múltiples vías. Por ejemplo, es conocido un estudio de la Universidad de Rutges en Estados Unidos, que a partir de 11 mujeres de diferentes edades, analizó los resultados en un escáner cerebral producidos por la autoestimulación, por separado, del cérvix, el clítoris, la vagina y los pezones de las voluntarias, que reflejaron un incremento de actividad en zonas diferentes de la corteza cerebral en los tres primeros casos mientras que la estimulación de los pezones y pechos, se activaban regiones cerebrales relacionadas con el área genital, lo que incidiría en el hecho de que una estimulación adecuada de los pezones también puede conducir al orgasmo.

No existen, pues, consejos para alcanzar el orgasmo en 15 minutos con resultados nunca vistos que tengan una validez universal, pues cada cuerpo y cada mujer es un mundo. Lo que sí existe son técnicas de estimulación física, que conveniente combinadas con una adecuada predisposición, concetración y estimulación emocional o mental, pueden contrbuir a superar problemas de anorgasmia o a conseguir resultados mucho más satisfactorios que los habituales en nuestras relaciones sexuales.

Ha sido una recomendación de Vivat Psicólogos en Oviedo