¿QUÉ ME ESTÁ PASANDO? CÓMO RECONOCER LA ANSIEDAD

admin

LOS SÍNTOMAS DE LA ANSIEDAD

La ansiedad surge como una respuesta o reacción frente a algo. Generalmente se trata de algún cambio o situación adversa que se presenta ante nosotros como un peligro. Esta respuesta se manifiesta tanto física como emocionalmente.  A veces, se trata de la mera anticipación de un cambio, de algo que percibimos como un riesgo. Y esta percepción puede ser equivocada, si no existe ese riesgo realmente o si magnificamos su importancia.

Cuando se padece, la ansiedad aparece como una manifestación de la sensación de miedo pero con un efecto desequilibrante y de bloqueo en el sujeto, con síntomas físicos claramente perceptibles. Surge como una emoción generadora de angustia y paralizadora de cualquier actividad puramente racional o analítica basada en datos objetivos. En cualquier caso, siempre desagradable. Y que si es la primera vez que la padecemos puede llevar a preguntarnos ¿qué me está pasando? Cómo reconocer la ansiedad puede ser el primer paso importante para combatirla. Y de eso vamos a hablar a continuación.

Las crisis de ansiedad

En ocasiones, la ansiedad se manifiesta en forma de episodios más o menos súbitos, con independencia de que exista o no un período previo de “incubación”. En estos días de confinamiento en Oviedo como en el resto de ciudades asturianas, no son pocos los episodios de ansiedad que tenemos que atender los psicólogos. Sin duda, existe un caldo de cultivo como es la amenaza real que supone la pandemia para la salud y para la economía. Otras veces son situaciones personales derivadas directamente de ella. Rupturas de pareja, problemas económicos…etc.

Lo que debemos distinguir desde el punto de vista psicológico es el padecimiento real causado por una situación objetivamente desequilibrante o perjudicial, de los temores desbocados o del miedo paralizante. El problema es que cuando la crisis de ansiedad se manifiesta puede hacerlo de forma muy disruptiva. Como un pánico cerval e incluso con sensaciones físicas muy desagradables como la llamada sensación de muerte inminente.

Otros trastornos de ansiedad

Otras veces, sin embargo, la ansiedad aparece como una reacción psicofisiológica más sostenida. Algo así como una inquietud o desasogiego muy interiorizados por miedo a algo que no podemos definir. Es el llamado trastorno de ansiedad generalizada. Muchos ovetenses lo vienen padeciendo de manera creciente, quizás sin ser plenamente conscientes de ello. Y como psicólogos en Oviedo debemos atenderlos con todas las herramientas necesarias y ayudarlos a reconocer sus síntomas.

Cómo reconocer un episodio de ansiedad

En psicología suele hablarse de tres componentes de la ansiedad que pueden servirnos para averiguar cuándo estamos ante un episodio de esta naturaleza. Aunque a veces se entremezclan y resultan difíciles de detectar y ayudarnos a definir cómo reconocer la ansiedad cuando se presenta.

En el plano físico existen una serie de síntomas a nivel corporal que pueden ser acumulativos, la taquicardia, los ahogos o dificultad real para respirar, náuseas o mareos, temblores o sudoración excesiva se cuentan entre los más característicos.

Desde el punto de vista cognitivo, la ansiedad se manifiesta en pensamientos o emociones reveladores de una inquietud o miedo a algo inminente y perjudicial. Sentir que vamos a perder la razón, a desmayarnos o directamente a morir fulminados por alguna suerte de síncope de un momento a otro.

En el plano de la conducta, lo habitual es rehuir todas aquellas situaciones que pueden ser el detonante – o haberlo ya sido – de esas crisis.

En cualquier caso se trata de episodios caracterizados por su transitoriedad. Es decir, pasado un tiempo se atenúan y mitigan sus síntomas hasta desaparecer. Independientemente de que el paciente se haya sometido a tratamiento psicológico contra la ansiedad o del consumo de fármacos indicados para tratarla. No cabe duda, sin embargo  que tanto la terapia psicológica como el tratamiento farmacológico con ansiolíticos contribuyen a minimizar su duración e intensidad.

¿Sufrimos más ansiedad con la pandemia?

Es indudable. En Oviedo, como en otras ciudades, la pandemia ha venido a agravar los cuadros de ansiedad habituales. Y a provocar nuevos episodios. La incertidumbre y la percepción de la enfermedad como una amenaza constante a nuestra supervivencia contribuyen a ello. Los problemas económicos originados por las disposiciones gubernativas dictadas para tratar de atajar los efectos de la pandemia, también.

Psicológicamente ese ambiente de incertidumbre y de amenaza sostenida tiene sus consecuencias. Y la ansiedad puede ser una de ellas. Desde Vivat psicólogos ponemos a disposición de todos los ovetenses nuestra experiencia en tratamientos contra la ansiedad para paliar todas sus manifestaciones.

Related Posts