TRASTORNO AFECTIVO ESTACIONAL

admin
Comentarios desactivados

TRASTORNO AFECTIVO ESTACIONAL

Ha llegado el otoño, todo tiene un imponente tono rojizo, se retoma la rutina del día a día y se ocasiona el trastorno afectivo estacional. Un tipo de depresión que se relaciona con los cambios de estación pero, el más significativo se ocasiona en los meses más fríos, y se disipa en primavera y verano.

Consulta con nuestro equipo de psicólogos en Oviedo el que cuenta con un amplio recorrido en el tratamiento de estos casos tan frecuentes de depresión relacionada con el equinoccio de otoño.

Detecta el trastorno afectivo estacional

Trataremos los síntomas más comunes de este trastorno para que puedas ponerle nombre a lo que sientes:

Un periodo de tristeza en el que no tienes energía ni para hacer las cosas más básicas de la vida cotidiana. Estás lleno de negatividad y tienes pensamientos recurrentes como: “para que hacer x cosa si no me va a salir bien”. A la vez que estás irritado por cosas que en un estado normal no te afectaría de esa manera.

Otro de los síntomas es dormir mucho o, por la contra, tener insomnio. Lo que es un gran incentivo para la falta de fuerza. Un bucle que puede generar aislarse en la comida, ocasionando un incremento de peso.

¿Quiénes son propensos a padecerlo?

Este trastorno afectivo estacional con la llegada del otoño puede pasarle a cualquier persona pero las mujeres y los adolescentes, por lo general, son los más afligidos. De todas formas se suelen presentar factores que hacen a la persona más propensa como los antecedentes familiares o padecer otro trastorno como una depresión mayor o un trastorno bipolar.

Uno de los factores que afectan es vivir lejos del ecuador ya que el cambio de los días en las proximidades de los polos se vive de manera más brusca.

¿Cuáles son las causas?

Los estudios que hablan de este tipo de depresión no tienen totalmente el por qué se produce esto, pero estos tres aspectos serían unas de las mayores responsables:

El ritmo biológico es uno de los grandes perjudicados por el cambio de estación, debido a que las horas de luz disminuyen. No disfrutar de la luz solar tanto como antes altera el reloj de nuestro cuerpo y generar sentimientos de desaliento.

Otra de las causas son los niveles de serotonina. Un neurotransmisor, sustancia química del cerebro que interviene en el estado anímico y en el control de las emociones.

El tercer causante es la melatonina, la cual si se altera genera alteraciones en el desarrollo normal del sueño. Al igual que la serotonina afecta también al estado de ánimo, ¿a quién no le cambia el ánimo el dormir mal?

¿Cómo puedo prevenirlo?

Para que esto no suceda debemos ser conscientes de cuidar nuestra mente. Debemos ser realistas y no crearnos expectativas que no vayamos a cumplir o sean muy altas. Por ejemplo, al planificar la semana de trabajo no poner demasiada carga sobre nuestro futuro yo.

Hay que intentar compaginar la vida laboral con la personal, haz cosas que te llenen. Esto hará que cargues las pilas y veas las cosas con más motivación. Al igual que debes tener tiempo para dedicártelo a ti, descansa.

Una de las cosas que sería óptimo es seguir una dieta alimenticia lo más variada posible y equilibrada. Al igual que tener unos patrones de sueño regulados es primordial.

Pequeño cambio en tu estilo de vida

Para que algo se solucione debemos dar lo mejor de nosotros, por eso mismo hacer un pequeño cambio en tu vida nos dará resultados para arreglar el problema, en este caso el trastorno afectivo estacional.

Intenta que tu hogar se llene de luz. Abre las persianas, corre las cortinas… Posiciónate donde más luz haya y cuando salgas de casa realiza paseos largos, respira aire fresco, estate en el exterior. Así harás algo de ejercicio que es una de las cosas que ayuda a animarse.

Si necesitas ayuda, no dudes de contar con Vivat, donde encontrarás un gabinete de psicólogos en Oviedo con un gran número de expertos para tratar tu depresión ocasionada por el cambio de estación. Contacta con nosotros sin ningún compromiso

Related Posts