LEE ESTO Y VIVIRÁS MÁS

admin

Psicólogos en Oviedo.

Puede que leer este artículo no produzca un incremento significativo de sus expectativas de vida. O puede que sí. Lo cierto es que el hábito de la lectura puede ser mucho más beneficioso de lo que pensábamos. Y no sólo desde el punto de vista psicológico.

De hecho, leer una modesta reseña como ésta, publicada la web de un gabinete de psicólogos en Oviedo, no debería suponer más que una inversión de unos 15 o 20 segundos de su vida. Sin embargo, estadísticamente, podría reportarle casi 20 horas de vida adicionales. Al menos eso cabría esperar al aplicar las conclusiones de un estudio aparecido en Social Science & Medicine que relaciona hábitos de lectura y longevidad.

Pero no nos engañemos. Las extrapolaciones estadísticas tienen sus riesgos. En verdad, ese mismo estudio lo que viene a poner de manifiesto es la influencia estadísticamente relevante en la longevidad, de la lectura de libros, en contraposicón con lecturas más generales como las de libros o revistas. Lo que exlcuiría de esos pretendidos beneficios la lectura de cualquier blog de psicólogos en Oviedo, o de cualquier otra bitácora que no fuese lo suficientemente abstrusa o exahustiva.

Puede ser cierto que las personas estudiadas hayan vivido más que otras que no leían libros habitualmente. Pero como psicólogos en Oviedo, ciudad de un acervo literario que hunde sus raices mucho más allá de la imaginaria Vetusta, lo que nos interesa destacar aquí es otra cosa. Leer te hace no sólo vivir más – según el estudio reseñado -, sino vivir mejor. De hecho, te hace vivir otras vidas, como constata la acertada cita del autor de Juego de Tronos que recogemos de esta otra reseña en un blog de psicología.

En definitiva, los efectos psicológicos de la lectura más exigente en cuanto esfuerzo intelectual, como es la de novelas, suponen un bálsamo reparador para muchas afecciones del espíritu o transtornos emocionales. Y eso es algo que se sabe de antiguo. Además de proporcionar evasión, los libros fomentan los sentimientos de empatía y estimulan nuestro crecimiento personal, cultivando el conocimiento y facilitando el despliegue de nuestras capacidades cognitivas.

Siempre entendiendo, claro está, que todos estas consideraciones se refieren a leer libros que merezcan la pena. Que de todo hay.