DESMONTANDO MITOS SOBRE LA CRIANZA DE NIÑOS

Psicólogo en Oviedo. Psicólogo infantil en Oviedo.

Especialistas en psicología infantil muy eminentes, desde las aportaciones realizadas por la psicóloga Mary Ainsworth, han venido reiterando la importancia en el desarrollo emocional de los niños de lo que se ha dado en llamar la crianza con apego. Un conjunto de directrices para la crianza infantil que apuestan por estrechar al máximo los lazos físicos y emocionales entre madres e hijos mediante prácticas como el colecho, la prolongación hasta el máximo de la lactancia materna

Como psicólogos en Oviedo con abundante experiencia en psicología infantil, en Vivat Psicólogos, nos queremos hacer eco de opiniones que tratan de poner en su justa medida más que los beneficios de la llamada crianza con apego, que los hay y sin duda son muchos; los hipotéticos perjuicios irreversibles, que según algunos, causarían en el desarrollo psicológico y crecimiento personal del niño, la omisión de alguna de tales prácticas o su cumplimiento incompleto.

Así, por ejemplo, sin discutir las ventajas de la lactancia materna, no conviene extremar la presión emocional sobre las madres que se ven imposibilitadas, físicamente o por circunstancias vitales, para llevarla a cabo, pronosticando graves carencias o vulnerabilidades en el desarrollo posterior del niño, cuando esa certeza no encuentra un apoyo estadístico adecuado. En estos casos, un acusado complejo de culpabilidad desarrollado en la madre a consecuencia de dicha presión, es mucho más contraproducente para el correcto desenvolvimiento de las relaciones materno-filiales, y por ende, para el desarrollo emocional del niño, que la mera sustitución de la lactancia materna por leche artificial.

En todo caso, lo esencial es que el niño se alimente debidamente y que reciba una atención adecuada por parte de sus padres en esas primeras etapas del crecimiento. De hecho, en nuestra experiencia como psicólogos en Oviedo, son más las disfunciones o trastornos que detectamos y acabamos tratando en madres que acuden a nuestra consulta por muy diversos motivos, tanto independientes como relacionados con la maternidad (desde dificultades para concebir, a traumas por la pérdida de otro hijo) pero que traen causa de aquella, que  los defectos en el desarrollo emocional que podamos encontrar en niños, jóvenes o adolescentes y que resulten achacables a posibles defectos en su crianza.

Sobre este, y otros muchos variados ejemplos de la desmitificación de la llamada crianza con apego, os dejamos un enlace a este interesante artículo, que pone en cuestión las conclusiones de algunos de los grandes gurús de la crianza englobada bajo esa etiqueta.